Este paraje es considerado como la reserva natural más amplia de la provincia de Cuenca  (alrededor de 31.446 hectáreas), que se encuentra al sur de la presa de Contreras, a lo largo Del Río Cabriel, formando un profundo cañón sobre rocas calizas y dolomias.

Este emblemático rincón de la naturaleza se caracteriza por un microclima excepcional, originando una flora y fauna autóctona que destaca por su diversidad. Por ejemplo en el bosque de Ribera apreciamos los famosos chopos (Populus nigra) así como sauces (Salix caprea) o los auténticos tamarix (Tamarix boveana). Entre su fauna, destacan las aves rapaces como el águila perdicera (Aquila fasciata) o la nutria de río (Lutra lutra).

También se encuentran los distinguidos yacimientos arqueológicos como la Hoz De Vicente, donde se hallan las pinturas rupestres y los yacimientos paleontológicos íberos y romanos como el puente de la vía.