El torreón de Iniesta es el único resto del castillo medieval que estuvo situado en la parte más alta del pueblo y cuyos restos más antiguos son del periodo hispanomusulmán. A finales de la Edad Media fue mandado desmantelar por los Reyes Católicos tras vencer al marqués de Villena, dueño del castillo y de la villa de Iniesta. En el antiguo patio de armas está la actual plaza de toros, aunque en unas excavaciones arqueológicas se encontraron un silo de almacenamiento de la época ibérica y una cisterna de época romana. Hoy es la sede de la Oficina de Turismo de Iniesta y mantiene el reloj municipal.

Música que sonaba en la época